Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El abogado del niño: la figura del nuevo Código Civil que protege al chico ante una disputa parental

La abogada especialista en derecho de familia Marisa Herrera estuvo en Terapia de Noticias y habló sobre la importancia de escuchar a los chicos

Viernes 11 de agosto de 2017 • 22:00
0

cerrar

La abogada especialista en derecho de familia Marisa Herrera, que además es investigadora del Conicet y una de las grandes impulsoras del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, estuvo en el programa Terapia de Noticias de LN+ y habló, entre otras cosas, sobre una nueva figura contemplada por el actual Código que tiene como objetivo proteger al niño en una disputa parental.

"La figura del asesor de menores es una figura de siempre", aclaró primero Herrera. Luego, agregó: "Ahora hay una figura nueva que es el abogado del niño. Básicamente es que, ante una disputa, ¿quién defiende los derechos del chico? ¿la madre o el padre? Ninguno de los dos, cada uno va a defender lo suyo con su mirada; por lo tanto, el chico tiene una defensa propia, una tercera persona especializada y formada. Hay que escuchar a los chicos".

Según la especialista, que el menor pueda contar con un abogado depende de su edad y grado de madurez, ya que explicó que no es lo mismo tratar con un adolescente de 14 o 15 años que con un niño de 2 o 3. Sin embargo, explicó que todavía se está discutiendo sobre ese aspecto. "Con un chico de 12, 13 o 14 años vos ya tienes un ida y vuelta. Claramente, en un chico que tiene 2 o 3 años se utiliza más la figura del tutor ad litem, que es designado por el juez, que designa a alguien de su confianza para que proteja o defienda los derechos del chico", explicó.

Más tarde, hizo referencia a que el Código viejo, de Vélez Sarsfield, tenía una “preferencia materna en la tenencia de los hijos menores de 5 años. Una preferencia automática”. Y que, ahora, eso ya no sucede. Además, aclaró que la palabra tenencia ya no se utiliza, y que se emplea la palabra "cuidado".

Por último, expuso una problemática fundamental para los casos de familia, el hecho de que, según dijo, tanto en la provincia de Buenos Aires como en la ciudad, "no hay cámaras especializadas en familia". La cámara es la segunda instancia de un proceso judicial; allí, un segundo juez revisa lo actuado por el juez de primera instancia y falla a favor o en contra de su resolución. "Eso también es un problema, porque la especialidad en el derecho de familia implica la interdisciplina, acá decide la cámara, que es un juez que sabe de civil y comercial y eso es un tema también. Porque a la hora de brindar un buen servicio de justicia hay problemas y más en estos temas”. En este caso, Herrera expuso que las sentencias de los jueces de familia de primera instancia son revisadas por jueces que entienden en lo civil y comercial.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas