Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detrás de escena: la historia del abrazo de Lionel Messi con Chiqui Tapia

El mejor jugador del mundo reconoce las gestiones del dirigente para acercar la AFA al plantel nacional; la Pulga "es la debilidad" del presidente de la entidad de la calle Viamonte

Jueves 12 de octubre de 2017
El abrazo, después del desahogo
El abrazo, después del desahogo.
0

Lionel Messi sabe que pudo jugar los últimos cuatro partidos de las Eliminatorias sudamericanas gracias al presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia . Dos días después de asumir el mando del fútbol argentino, el hombre del ascenso firmó la apelación al castigo de cuatro fechas que había recibido de la FIFA por los insultos al árbitro asistente durante el partido con Chile, en el Monumental. Messi también reconoce que Tapia estuvo en las malas y, también, en las peores, como aquella vez que puso la cara y viajó como jefe de la delegación de la selección olímpica. Ese mismo equipo al que la propia dirigencia había vaciado, negándole jugadores.

Antes de ser presidente de la AFA, ya era el hincha Nº 1 de la selección. Más allá del capitán, el plantel le reconoce que “está siempre”, como cuando la selección olímpica sufrió un robo en México, en la gira previa a los Juegos de Río. Eran tiempos de transición entre la AFA de Luis Segura y el Comité de Regularización, que encabezó Armando Pérez. Nadie quería viajar ni poner la cara delante de los jugadores. Salvo Tapia.

cerrar

El propio dirigente se puso al frente las refacciones del predio de la AFA en Ezeiza para que el plantel pudiera entrenarse en mejores condiciones. “Su relación es cercana con todos. Es uno más”, agrega un dirigente que sabe del fanatismo de Tapia por la camiseta albiceleste desde hace años. Tapia anhela ser el presidente de la AFA que reciba con los brazos abiertos a un seleccionado argentino campeón del mundo. Y si el capitán es Lionel Messi, mucho mejor. “La Pulga es su debilidad”, coinciden en las oficinas de la calle Viamonte.

“Nunca vi a un futbolista abrazarse con el presidente de la AFA como Messi con Tapia. Ni siquiera a Maradona con Grondona”, contó un testigo de ese momento, inmortalizado por las cámaras que había en el vestuario Atahualpa, de Quito. Futbolista y dirigente hablan a menudo por Whatsapp, según reconocieron cerca del presidente. “La relación entre ambos es buenísima. Messi no se olvida ni de la apelación ni de que el primer viaje que hizo como presidente fue a Barcelona para reunirse con él”, recuerdan en el espacio político que apuntaló su candidatura.

Antes y después de asumir, Tapia mantuvo el control del departamento de Selecciones, que integra desde 2011. Mantuvo a Jorge Miadosqui como secretario del área, pero Tapia hace y deshace. Disfruta cuando está cerca de los planteles, sean de la categoría que sean. Esa pasión por los colores es la que premió Messi en Ecuador con un abrazo para la historia. Un gesto que sorprendió incluso a aquellos que acompañaron a la delegación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas