Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El fundador de Alibaba no quiere regular el comercio electrónico

Jack Ma dijo que promueve la inclusión; la OMC coincide, pero hay dudas

SEGUIR
LA NACION
Martes 12 de diciembre de 2017
0

“No hay que regular el comercio electrónico; recién habría que pensar en hacerlo en 10 años. Sí hay que pensar en una política de incentivos impositivos, capacitación y normas para proteger la propiedad intelectual”, sentenció Jack Ma, el fundador y CEO de Alibaba, la empresa de comercio electrónico más grande del mundo.

cerrar

Con gran carisma, el segundo hombre entre los más ricos de China se metió de lleno en la polémica que por estos días comienza a debatirse en todo el mundo. En representación en esta ocasión de la Plataforma de Comercio Electrónico Mundial (Electronic World Trade Platform) –una iniciativa liderada por el sector privado, con respaldo gubernamental, que tiene como objetivo superar las barreras que existen para que las pymes puedan comerciar globalmente–, Jack Ma firmó en el marco de la 11ª Conferencia Ministerial un acuerdo junto con la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) para iniciar una plataforma de diálogo que ayude a habilitar el comercio electrónico global y potenciar el negocio de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

cerrar

Bajo la consigna “Habilitando el comercio electrónico”, las tres organizaciones esperan impulsar el diálogo público-privado a nivel global, dado que consideran que el comercio electrónico puede ser una herramienta inclusiva, sobre todo para las economías en desarrollo. “Creemos en la globalización, en el libre comercio y en cómo influye el comercio electrónico sobre la economía global, que viene mejorando. Se pueden superar las guerras comerciales”, dijo Jack Ma.

El empresario chino compartió el panel con el director general de la OMC, Roberto Azevedo, y con Rick Samans, miembro del comité ejecutivo del WEF. “Ahora los miembros de la OMC están debatiendo estas cuestiones, tratan de entender mejor en qué consiste para ver en qué medida logramos que el comercio electrónico sea una herramienta de inclusión y de desarrollo”, dijo Azevedo.

Inclusión no automática

“Pero la inclusión no es automática. Los grandes actores del sector podrían muy fácilmente dominar este mercado a expensas de los pequeños negocios, y los países más pobres podrían quedar a la zaga”, advirtió.

En línea con el fundador de Alibaba, el director general de la OMC también abogó porque las regulaciones no sean “plataformas obstaculizadoras, sino facilitadoras”, aunque también bromeó: “¡Estamos acá justo en la casa de las regulaciones!”, en referencia al rol de la OMC en el comercio mundial.

Según la organización multilateral, todavía unos 4000 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a Internet, y en los países menos desarrollados el 70% de la población no tiene la capacidad para pagar una conexión básica a la red. Esta “brecha digital”, afirmó Azevedo, supone que los beneficios del comercio electrónico “siguen estando distribuidos de manera desequilibrada”.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas