Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En un día agobiante, una de las playas porteñas debutó sin agua por seis horas

En el Parque de los Niños no hubo juegos acuáticos y funcionó solo un puesto de duchas; fue por la rotura de un caño maestro; concurrieron más de 3000 personas

Jueves 11 de enero de 2018
Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua
Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
0

"Los juegos están buenos y la vista es hermosa, pero si no me aseguran que hay agua no vengo otra vez, porque estamos insolándonos", decía ayer Claudia Muñoz mientras se refugiaba bajo una sombrilla del sol brillante y los casi 38°C de térmica que, a las 15 en punto, azotaban la ciudad. Muñoz había llegado desde Lanús junto a cuatro familias amigas con muchas ganas de conocer una de las playas urbanas instalada por el gobierno porteño en el Parque de los Niños. Alquilaron un micro privado que les cobró $ 120 por persona para traerlos, esperarlos y llevarlos de vuelta a las 18, pero no disfrutaron totalmente de la salida.

El espacio de la Costanera Norte inauguró ayer a las 10 -como parte de la décima edición del programa Buenos Aires Playa- con el pasto cortado al ras, las instalaciones recién pintadas y una polémica: el suministro de agua se interrumpió al mediodía y volvió a las 18, dos horas antes del horario de cierre.

A media tarde, en el promocionado sector de juegos acuáticos, que agrupa toboganes, pasarelas e imitaciones de hongos y palmeras de dos metros que deberían largar agua, apenas quedaban unos charcos, huellas de una diversión que quedó opacada.

cerrar

Allí, las hermanas Vanesa y Cintia Miño, dos amas de casa de González Catán, aguardaban el retorno del preciado líquido. A su alrededor, sus hijos chapoteaban en los mínimos espejos de agua que habían quedado de la mañana.

"Hace rato que estamos esperando. Nos dijeron que las bombas no funcionan y que puede ser que el agua vuelva como que no. Vamos y venimos a ver si se arregla y, mientras, aguantamos un rato a la sombra", comentó Vanesa.

Muchas otras familias también se refugiaban bajo los numerosos árboles que hay en el predio o bajo las sombrillas de los sectores con arena.

"Es un caño que se rompió. Ya estamos trabajando para arreglarlo", explicó a LA NACION Manuel Olivos, empleado de la administración, aunque no supo decir los plazos de resolución del problema. Según sus cálculos, hasta las 15 de ayer habían ingresado al predio unas 3000 o 4000 personas. "El agua está funcionando de manera intermitente, pero se ha hecho todo lo posible para que las personas y los chicos disfruten", reconoció una empleada del sector de playa que prefirió no dar su nombre.

Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua
Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Solo cuatro duchas

"¡Allá hay agua!", decía un hombre de remera roja a su familia con la felicidad de quien había encontrado un oasis en el desierto. Con el brazo señalaba una estructura a unos 50 metros, la única en funcionamiento.

Se trata de una especie de choza abierta de unos diez metros de largo, con techo de paja a dos aguas que contiene cuatro rociadores. Debajo se apiñaban unas 30 personas, entre adultos y niños, que se turnaban como podían para mojarse y encontrar un poco de alivio a las altas temperaturas.

"Para que los chicos se cuiden del calor los mandamos debajo de esas regaderas cada diez minutos. Son las únicas que andan", explicó Muñoz. En la otra playa, dispuesta en el Parque Indoamericano de Villa Soldati, no se registraron ayer problemas con el agua, según fuentes oficiales.

El Parque de los Niños, de uso totalmente gratuito, tiene una playa principal con vista al Río de la Plata y varios areneros menores repletos de sombrillas y reposeras de color amarillo intenso.

Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua
Horacio Rodríguez Larreta inauguró las playas porteñas , pero se quedó sin agua. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

"Yo vine en otras temporadas, tanto en verano como en invierno y está todo mucho mejor -opinó Carla Spazzali, docente de Saavedra, sentada en una reposera-. Hay más juegos y más sombrillas, y mucha gente que las cuida y acomoda todo el tiempo. Está preparado para quienes, como nosotros, no podemos irnos de vacaciones por una cuestión económica".

Además de los juegos acuáticos, el parque tiene varios otros atractivos para todas las edades: un circuito aéreo de sogas que culmina en una tirolesa, un ajedrez de piezas gigantes, varios castillos inflables y, a partir de este año, un samba y un barco pirata.

Pero a pesar del excelente estado de las instalaciones se repite allí también un déficit que padecen otro espacios verdes de la ciudad y LA NACION reportó en su edición de ayer: en las 32 hectáreas que ocupa el parque, no hay un solo bebedero público. Solamente hay algunas canillas en el sector de los baños, a unos 300 metros de la playa principal. Sí es posible comprar bebidas frías en pequeños quioscos concesionados. La botella de agua mineral de medio litro cuesta $35 y la lata de gaseosa, $40.

Spazzali concordó con Muñoz con respecto a la falta de agua. "Vine con mis hijos y es una lástima que no anden las regaderas. Hoy es un día que deberían andar más que nunca, porque hace muchísimo calor", explicó.

Al cierre de esta edición, fuentes de la Jefatura de Gobierno confirmaron que el inconveniente ocurrió por la "ruptura de un caño maestro", que debió ser vaciado por completo para su reparación. Alrededor de las 18, seis horas después de la falla, finalmente pudo ser reparado. Aseguraron también que hoy la playa "definitivamente abrirá sus puertas" con normalidad.

La dos playas urbanas abren de martes a domingo y los feriados, de 10 a 20, hasta el 28 de febrero.

cerrar

Alerta por las altas temperaturas

La alerta naranja por el calor continúa en la ciudad y se extenderá por lo menos hasta mañana, con máximas de 35°C y una sensación térmica que llegará a los 40°C. Según informó Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las altas temperaturas tendrán su pico máximo entre hoy y mañana.

Si bien los expertos no hablan de ola de calor (se necesitan tres días seguidos con mínimas superiores a los 22°C y máximas de 32,3°C, y el martes la temperatura no superó los 32 grados), el SMN mantiene vigente la alerta por las altas temperaturas, que pueden afectar la salud, especialmente en niños, bebes, ancianos y enfermos crónicos.

Ante el calor, el Ministerio de Salud de la nación sugiere la refrigeración y ventilación de los espacios, tener al alcance teléfonos de emergencia y farmacias de turno y un botiquín de primeros auxilios, contar con agua potable y prepararse ante posibles cortes de luz. Para evitar un golpe de calor se recomienda beber mucha agua, evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, evitar comidas pesadas y no realizar actividad física intensa.

A partir de mañana a la tarde, un frente frío procedente de la Patagonia empezará a acercarse a la Capital. Con él vendrán lluvias, que se mantendrían durante todo el fin de semana.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas