Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Paul Smith: "A los inversores les preocupa más el riesgo político del país que cualquier otra cosa"

El presidente del instituto CFA, que reúne a analistas financieros del mundo, dijo que se deben tener políticas consistentes y que atraer capitales lleva su tiempo

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 14 de enero de 2018
Paul Smith
Paul Smith. Foto: Emiliano Lasalvia
0

Paul Smith es el presidente y CEO del instituto CFA, la organización de analistas financieros con más de 130.000 miembros en 140 países (170 están en la Argentina). En su paso por Buenos Aires, donde se reunió con financistas locales para celebrar los 15 años de la institución en el país, el directivo indicó que la Argentina es solo una de las opciones de inversión en el mundo y que el país tiene que tener políticas consistentes para recuperar la confianza. Según evaluó en un diálogo con LA NACION, para venir al país los inversores están más atentos al riesgo político que al nivel de inflación. "Los inversores quieren creer que la Argentina se está abriendo a las inversiones extranjeras, que el país tiene leyes que son a favor de hacer negocios", sostuvo.

-¿Cómo encontró al país?

-En general, soy muy positivo acerca de la Argentina. El gobierno del presidente Macri es muy talentoso y sensible. El país está en buen camino y estoy encantado de ver inversiones internacionales que vuelven al mercado y que son importantes. Las reformas siempre toman mucho más tiempo de lo que las personas desean, pero tengo mucha confianza en que las cosas van a estar mejor.

-¿Por qué las inversiones no llegaron en la medida en que se esperaban?

-Las inversiones siempre toman más tiempo de lo que se cree. Los inversores extranjeros tienen muchas opciones y la Argentina es solamente una de esas. El cierre del acuerdo con los acreedores de bonos en 2016 fue un paso muy importante en el sentido correcto y está volviendo a haber confianza en el país. Hay más interés y eso va a crecer, pero nunca es tan rápido como se cree.

-¿Cuánto pesa la historia económica?

-Mucho. Los inversores internacionales tienen mucha memoria y es muy difícil olvidar algunas cosas que sucedieron en el país en los últimos 30 años. Va a tomar tiempo, pero se va a dar, aunque entiendo que es frustrante e irritante.

-¿Qué tan importantes resultan las reformas que promovió y que promueve el Gobierno?

-Es algo extremadamente importante. Los inversores quieren creer que la Argentina se está abriendo a las inversiones extranjeras, que el país tiene leyes que son a favor de hacer negocios. Eso es realmente lo que la gente quiere ver antes de comprometer su capital. El desafío de la Argentina es que compite con muchos otros países para recibir inversiones, también con economías de América latina. Es importante que los argentinos se den cuenta de eso y, si quieren recibir dinero internacional, que sepan que tienen que tener políticas consistentes y que acepten que el tiempo es importante en estas cuestiones.

-¿Qué les preocupa a los inversores? ¿La alta inflación?

-Probablemente preocupe más el riesgo político que cualquier otra cosa. No creo que les preocupe particularmente la inflación alta. El tema pasa por si el Gobierno va a poder mantenerse en el poder el tiempo suficiente como para hacer cambios en la legislación laboral, en políticas de agricultura, lograr la reforma previsional. Eso es realmente lo que la gente está esperando ver.

-¿Haber ganado las elecciones de medio término no es suficiente para el inversor?

-Fue un gran paso. Pero no es una sola cosa, es la acumulación de cosas que son importantes y que hace aumentar la confianza en el inversor, que va a comenzar a invertir cuando crea que puede hacerlo sin mayores peligros; cuando sienta que algunas estructuras, como el alto gasto público, gradualmente sean superadas.

-¿Cuánta preocupación hayque tener de que ocurraun shock externo?

-Las personas se preocupan por un posible shock y por China, de lo que pueda ocurrir con su deuda si sube la tasa de interés en Estados Unidos. Mi opinión es que ha habido mucho trabajo de reparación en el sistema bancario global. Estoy muy seguro de que las organizaciones financieras mundiales están ahora sanas, no creo que eso sea un problema. En tanto, la deuda china es un problema de la corporación privada, no del gobierno. La deuda, en última instancia, va a ser manejada por las autoridades nacionales. Me cuesta ver de dónde podría venir el shock económico. De lo que sí nos deberíamos preocupar es de las cuestiones políticas que han irrumpido en el último tiempo, como las de Corea del Norte, el Brexit y la expansión de prácticas populistas. Al mismo tiempo, tenemos grandes riesgos políticos en Irán, Arabia Saudita y en Medio Oriente, en general, que son grandes problemas que podrían crear el próximo shock. No lo veo como un desafío económico, sino como uno político.

-¿Qué opina de América Latina como región para invertir?

-Es un continente joven. Es rico en recursos, su población está bien educada. Hay un cierto nivel de infraestructura. Excepto Venezuela, el proceso político en la región está estable como hace mucho no sucedía. Pero el continente también está en competencia con África y con Asia. África, en particular, está mejorando muy rápido: la situación política y económica está mejor, y eso está atrayendo mucho capital internacional. Uno de los desafíos para América Latina es darse cuenta de que está en una competencia que es global.

-¿Qué países son los más atractivos para recibir inversiones? ¿Quiénes son la competencia?

-Yo estoy muy entusiasmado con África, por el cambio político y el proceso de paz que está habiendo. Cuando se miran las estadísticas poblacionales se observa que en 20 años el 25% de la población mundial menor de 30 años va a estar en África. Hay mucho potencial ahí, y cuando se piensa en los gastos en infraestructura, el capital privado, el desarrollo de los mercados, el consumo de bienes -África es un continente con muchísima más población que América Latina-, la región va a recibir muchas inversiones.

-¿Apuesta por algún paísen particular?

-Por Nigeria, que tiene una población de 180 millones de personas. Es un país enorme y el problema es que los nigerianos que vemos, que son el 1%, no son de los mayores niveles éticos. Pero si se va al país, el 99% son nigerianos jóvenes, muy trabajadores, dinámicos y están muy motivados. Es la economía más grande de África, e históricamente fue muy dependiente del petróleo, por lo que a su economía le costó diversificarse, pero ya está ocurriendo.

Minibio

Cargo

Es presidente y CEO del instituto CFA, que reúne a 130.000 analistas financieros en 140 países

Profesión

Licenciado en Historia Moderna (U. de Oxford)

Trayectoria

Trabajó en el HSBC y en otras entidades financieras

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas