Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un menor de 16 años fue apresado por la muerte de un subcomisario

El oficial Carlos Rupchienski fue asesinado ayer al tirotearse con tres delincuentes que robaron su automóvil

Domingo 14 de enero de 2018
0

Un menor de 16 años fue arrestado por el asesinato de un subcomisario de la policía bonaerense, baleado ayer al enfrentarse con delincuentes que robaron su automóvil en Florencio Varela.

La víctima fue identificada como Carlos Rupchienski, quien cumplía funciones en la policía local con sede en la comisaría de la localidad bonaerense de Ensenada, quien circulaba en su vehículo personal junto con una policía.

El ataque ocurrió alrededor de las 6.30 en la calle Kabul al 1300, entre El Cairo y Burruchaga, en Florencio Varela, cuando el subcomisario Rupchienski estaba en un Volkswagen junto con su colega, ambos vestidos de civil. Tres delincuentes armados le exigieron la entrega del vehículo, pero el subcomisario se identificó como policía y se inició un tiroteo.

Rupchienski recibió dos balazos, mientras que su compañera resultó ilesa al lograr cubrirse del área de disparos. El subcomisario fue trasladado al Hospital El Cruce, situado a unas quince cuadras del lugar del tiroteo, pero murió mientras era atendido en la guardia médica.

En tanto, los informantes indicaron a Télam que los ladrones escaparon con el automóvil del policía y con las armas reglamentarias de ambos agentes. La mujer que acompañaba a Rupchienski fue identificada por los investigadores como la oficial Gisela Mabel Martínez, a la que los delincuentes le robaron además su teléfono celular y la documentación personal. Esa oficial logró de todas maneras dar el alerta sobre lo sucedido.

Tras ese aviso, efectivos de la jefatura Departamental de Florencio Varela y de Lomas de Zamora iniciaron un rastrillaje y localizaron rápidamente el vehículo robado, con tres sospechosos a bordo.

Atrapado con municiones

Al verse perseguidos, los delincuentes se bajaron del automóvil en la avenida Camino General Belgrano y continuaron su fuga a pie.

Sin embargo, los uniformados lograron detener a uno de los presuntos autores del asalto y asesinato del subcomisario, en momentos en que pretendía entrar en uno de los asentamientos de la zona, simulando ser un vecino.

El detenido fue identificado como un menor de 16 años, al que se le secuestraron municiones que deberán ser peritadas para determinar si se trata del mismo calibre que mató a Rupchienski, indicó otra fuente a cargo de la investigación.

En tanto, los otros dos delincuentes permanecían anoche prófugos y eran intensamente buscados por efectivos policiales.

La causa estaba a cargo de la fiscalía general de Quilmes, pero al ser el detenido un menor edad fue derivada al Fuero Penal Juvenil para continuar con el procedimiento ante el crimen cometido.

El subcomisario Rupchienski es el primer agente de una fuerza de seguridad asesinado por delincuentes en 2018. El último crimen de un efectivo había ocurrido el pasado 30 de diciembre, cuando el suboficial auxiliar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, Martín López Sáenz, fue asesinado a balazos por delincuentes que robaron su motocicleta en el barrio porteño de San Telmo.

El último policía bonaerense asesinado había sido el teniente primero Pedro Velázquez, quien el 6 de diciembre de 2017 murió luego de recibir dos balazos por delincuentes que intentaron robar la camioneta de reparto de mercadería en la que se trasladaba al realizar tareas de custodio, en la localidad bonaerense de Virrey del Pino.

Otro agente fue herido anteayer en La Matanza por ladrones en una situación similar a la que costó la vida del subcomisario Rupchienski. En ese caso, la víctima fue un subinspector de la Policía Federal Argentina, que recibió dos balazos en un intento de robo cuando circulaba con su automóvil en la localidad bonaerense de Rafael Castillo.

Maximiliano Felizzola, que estaba franco de servicio y vestido de civil, se movilizaba en un Volkswagen Bora por la calle Juan B. Justo al 700 del barrio San Carlos, donde fue sorprendido por al menos cuatro delincuentes. El agente recibió un disparó en el rostro y otro en un brazo, por lo que se encuentra internado en el Hospital Churruca.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas