Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcos Montenegro, el amateur que se anima con los golfistas profesionales y domina en el LAAC

Sábado 20 de enero de 2018 • 18:12
Marcos Montenegro tuvo una vuelta de mayor o menor en la primera vuelta del LAAC, pero está en la lucha
Marcos Montenegro tuvo una vuelta de mayor o menor en la primera vuelta del LAAC, pero está en la lucha. Foto: Enrique Berardi / LAAC
0

SANTIAGO DE CHILE.- Es amateur, pero ya piensa y vive el día a día como un golfista profesional. Los tiempos se aceleraron en cualquier actividad, la inmediatez domina. Y Marcos Montenegro, con 20 años que incluso parecen menos, es un ejemplo de cómo adelantar etapas en modo seguro. Si bien pisar a fondo trae a veces malas consecuencias, cada paso de este chico de Lobería se asocia por ahora con las buenas señales.

El Latin America Amateur Championship tan esquivo en sus tres primeras realizaciones para Argentina, hoy le hace un guiño a la bandera celeste y blanca, que flamea en lo más alto del leaderboard. El premio final para el campeón en la cancha de Prince of Wales, este martes, será la clasificación para el Masters de Augusta, aunque todavía falta para proyectar el viaje al Augusta National. En ese sueño está embarcado Montenegro, que arrancó con 68 (-3) y es el puntero junto con el chileno Toto Gana (defensor del título) y el colombiano Pablo Torres.

Este "hijo del viento", debido a su formación golfística entre las ráfagas del Necochea Golf Club, tuvo unos primeros 14 hoyos sensacionales y a pura solidez: seis birdies cimentaron su primera vuelta durante ese tramo. Pero pagó un precio alto con tres bogeys en los últimos cuatro hoyos (15, 17 y 18). Al margen de ese cimbronazo final, se sostuvo en la cima y se ilusiona con afirmarse en esta cancha de fairways angostos, rough pesados y que da tanto como castiga, sobre todo en los últimos cuatro capítulos.

"Lo más difícil es sacarse de la mente la recompensa del torneo, pero tengo el apoyo de mi coach, Santiago Garat, y sigo adelante. Es cuestión de jugar tiro a tiro y mantener la estrategia. El LAAC te lleva a apurarte poco, acá todos tienen presión", reconoce Montenegro, que si algo lo caracteriza es la valentía, porque no se intimida siquiera jugando al lado de profesionales. ¿Una prueba? Hace un año se adjudicó el Abierto del Sur en Playa Grande y quebró un récord de 65 años, cuando Juan Bautista Segura se había transformado en el primer ganador de este certamen en condición de aficionado. Una marca para los libros domésticos. ¿Otra muestra? En el último VISA Open, que se disputó en el Jockey Club de San Isidro, comenzó a un golpe de la punta y culminó en el top 20. En ambos casos, dentro y fuera del campo, hizo un culto a la tranquilidad y a la moderación. "Me concentro y busco trabajar el campo como un profesional, es cuestión de estar enfocado para rendir", dice.

Montenegro cursó los dos últimos años del colegio secundario en la Bishop Gates Golf Academy, en Orlando, pero a diferencia de la mayoría de sus compañeros del LAAC prefirió no seguir una carrera universitaria en Estados Unidos y se afincó en Pilar -vive a tres minutos del Pilar Golf Club- para dedicarse de lleno a este deporte. Sabe de los riesgos de desatender los estudios, aunque está convencido de su destino de golfista: "Quiero jugar un LAAC más y después hacerme profesional", planea este jugador que ya cuenta con un equipo de trabajo digno de un pro: coach, preparador físico, fisioterapeuta, psicólogo y manager -su madre, que está muy presente-. "Mark" -así quiere que lo llamen- no pasa un día sin aplicarse en el golf, aunque sea con trabajos regenerativos.

"La madurez es una característica muy de él", subraya su instructor Garat, que explica que el 20% del manejo de la agenda se relaciona con el entrenamiento técnico y el 80% consiste en logística. Es decir, el calendario que se le programa en la temporada para no saturarlo y, a la vez, mantenerlo competitivo y motivado. Sin dudas, un balance complicado para un chico que es apenas veinteañero y que bien podría tener alguna distracción más. Hasta ahora, las fichas se distribuyeron sobre el paño de la manera correcta; por caso, en la temporada 2017 del PGA Tour Latinoamérica, este fanático de River y que ya jugó en el Old Course de Saint Andrews superó 5 cortes de 6 torneos disputados.

Hay una sensación general de que ya es hora de que la Argentina, en su papel de potencia de la región en golf, tenga a un campeón del LAAC después de tres intentos fallidos. "Pero igual no hablamos sobre ese tema con mis compañeros que participamos en este torneo -aclara Montenegro- En este grupo hay muy buenos jugadores y solo se trata de hacerlo de la mejor manera, más allá de lo increíble que sería llegar al Masters".

Vamos por una gran semana! #linkstrophy #standrews

Una publicación compartida por Marcos Montenegro ?? (@marcosmontenegro8) el

El resto de los argentinos

La primera ronda del Latin American Amateur Championship trajo buenas noticias también para otros dos argentinos: Jaime López Rivarola y Horacio Carbonetti (h.) figuran en el 4º puesto y a un golpe, mientras que dos de los pesos pesados de la legión nacional, Gastón Bertinotti y Alejandro Tosti, se fueron decepcionados con un score de 78 (+7) respectivamente. Incluso, el cordobés Bertinotti pagó demasiado caro el hoyo 18: un cuádruple bogey que lo hundió en el tablero. Este domingo, ambos deberán luchar para quedar entre los primeros 50 y superar el corte.

Así está el leaderboard del LAAC

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas